La iglesia al servicio de la Patria

Ayer 28 de julio, se celebraron las Fiestas Patrias en nuestro país. El  Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima, presidió en la Basílica Catedral la Eucaristía y el Te deum.

En medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, el arzobispo pidió a los fieles más sensibilidad para percibir la luz del Señor en el tiempo presente donde “todo parece oscuridad”.

TODOS SOMOS UNO

Tras realizar un minuto de silencio por todas las personas en el mundo que han sufrido y aún sufren las consecuencias de la pandemia, el arzobispo, invitó a leer entender al prójimo y sobretodo a la compasión.

“La violencia contra la mujer exige, sin duda, nuestra atención prioritaria y urgente”, al mismo tiempo afirmó que “ya es tiempo también de superar la antigua exclusión de la Amazonia, con el respeto agradecido a su naturaleza y a sus comunidades originarias”.

Al finalizar la misa simbólica por la independencia peruana, el arzobispo propuso a los cristianos unirse también a los esfuerzos en curso de un proyecto nacional a largo plazo, para encontrar juntos metas para una sociedad que necesita un rumbo mucho mejor”.

SiguenosFollow on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here