Clínicas enviaron acusaron a funcionarios del SIS de entorpecer el acuerdo sobre la atención de pacientes con COVID-19

En una carta al jefe del Estado, la Asociación de Clínicas Particulares (ACP) reclamó que ya habían llegado a un acuerdo con la exjefa del SIS Doris Lituma, y Moisés Rosas, no quiso aceptarla.

La Asociación de Clínicas Particulares envió una carta al presidente Vizcarra en la que responsabiliza a las autoridades de EsSalud y del SIS, por entorpecer los acuerdos para la atención a los pacientes de COVID-19, derivados de los centros de salud pública. También aclararon que ya se había avanzado en las negociaciones durante la gestión con la directora del SIS, Doris Lituma Aguirre, pero que el nuevo titular, Moisés Rosas Febres, ha entorpecido el acuerdo y se ha estancado.

La carta sostiene que existía una supuesta campaña y mediática y política contra el gremio, por lo que advertía a Vizcarra “no dejarse sorprender”. Sin embargo, Vizcarra, entendió que se trataba de una forma de presión, por lo que respondió de una manera que los propietarios de las clínicas no esperaban.

En efecto, el 24 de junio, al día siguiente de la misiva de la ACP, Vizcarra en conferencia de prensa cuestionó la conducta de las clínicas y dijo que si no llegaba a un acuerdo con las entidades del Estado, apelaría al artículo 70° de la Constitución, que contempla la alternativa del Estado de que en situaciones de excepción, asuma el control de la propiedad privada.

Para las clínicas privadas son injustas las protestas de los ciudadanos que se quejan por los elevados costos de atención, cuando lo cierto es que el tratamiento de la enfermedad es lo que dispara los precios. Los miembros de la ACP indicaron que se ha estado “haciendo conocer al SIS y EsSalud los altísimos costos referenciales que está generando esta enfermedad, calificada en muchos países del mundo como catastróficas”.

La razón de la carta enviada fue atribuir a los funcionarios del SIS y de EsSalud la responsabilidad de no haber llegado a un acuerdo. Y se hace referencia a una resolución del SIS que resuelve que se le pagaría 34.960 soles a las clínicas.

Además señalaron que “por razones que van desde las propias normativas estatales para contratar con el sector privado de salud, el cambio forzado e intempestivo del jefe del SIS, los aspectos tarifarios y contractuales del intercambio; la posterior modificación inconsulta y forzada de las tarifas referenciales y del contrato que se venía trabajando, fue puesta en evidencia con la promulgación de la Resolución jefatural N° 050-202/SIS, la que sin ningún tipo de acuerdo previo estableció unas tarifas y modelo de contrato que jamás fue compartido previamente con la ACP”.

Para la ACP la sustitución del jefe representó la posibilidad de que se aprobase la tarifa de 9 mil soles. Además que sin ofrecer evidencia de lo que afirmaban en su carta, las clínicas insinuaron a Vizcarra que había funcionarios que lo estaban sorprendiendo y ubicándolo en contra de los prestadores privados de salud.

El 24 de junio Vizcarra contestó dándole 48 horas a las clínicas para que resolviera el congelamiento de las negociaciones. A la medianoche, la Asociación de Clínicas Particulares se bajó de 90.000 a 55.000 soles la tarifa para atender a los enfermos derivados de los centros hospitalarios públicos.

Leer más:

 

 

SiguenosFollow on FacebookTweet about this on Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here